Palacio Real La Granja

Palacio Real La Granja

El pequeño Versalles

Tras adquirir Felipe V el edificio de los Jerónimos en 1721 Teodoro Ardemans comienza la construcción de un pequeño palacio en torno al antiguo claustro que hoy es el Patio de la Fuente. Con la vuelta al trono del Rey se plantea una nueva necesidad: dar alojamiento a la Corte durante el verano. Entre 1725 y 1732 se ejecutan las obras del Patio de Coches por el que acceden hoy los visitantes y fue proyectado por el arquitecto Procaccine, quien, finalizadas las obras, emprendió el proyecto del Patio dela Herradura, junto al actual acceso a los jardines.

El cuerpo centro de la gran fachada que da a los jardines es obra de Juvarra y de su discípulo Sacchetti. El interior se decoró con gran suntuosidad, como corresponde al gusto de la época y a la imagen que gustaba de proyectar la monarquía. Como consecuencia del incendio de 1918 se perdieron las pinturas de las bóvedas de algunas estancias, aunque todavía se conserva un conjunto muy importante.

Jardines del Palacio Real La Granja

Los Jardines del Palacio

Los jardines son uno de los mejores ejemplos que hoy se conservan de los jardines del siglo XVIII. Ocupan 146 hectáreas, de las que 67 son auténticos bosques. Los planos fueron realizados por el ingeniero Merchán y los trabajos de jardinería por Botelou y Carlier, quien diseñó en el terreno ascendente situado frente al palacio un jardín dispuesto en tres ejes paralelos yuxtapuestos: La Cascada nueva, la Carrera de Caballos y la Ría.